La próxima semana se realizará un «reconocimiento público» al agente que abatió a un motochorro durante un asalto en Rosario, así lo aseguró el jefe de Policía Adrián Forni.

«Va a tener una medalla», afirmó, para luego calificar de «heroico» su accionar.

En declaraciones radiales, el jefe policial explicó: «Es un modelo de trabajo, un valor profesional. Queremos que no pierda aptitud y actitud esta persona».

Forni remarcó que el policía asaltado «enfrentó la muerte», dio la voz de alto y disparó cuando el delincuente le apuntó con su pistola.

Mientras avanzaba la investigación, el agente permaneció demorado. Se dio intervención al gabinete criminalístico para el relevamiento de la zona del hecho y cámara de seguridad a la zona, además, se secuestró una pistola 9mm que portaban los agresores y la pistola reglamentaria del agente policial.

La Fiscalía de Homicidios Dolosos corroboró la versión del policía, acerca del hecho ocurrido en Arijón al 1400. De acuerdo a la versión del fiscal Ávila, dos motochorros abordaron a un policía de civil que salía de un negocio, al que intentaron arrebaterle su mochila.

Fue entonces que el efectivo sustrajo su arma reglamentaria de entre sus prendas y efectuó disparos contra los ladrones, que también respondieron a tiros. El conductor de la moto resultó herido en la zona del abdomen, provocándole la muerte, en tanto, el otro delincuente escapó a pie y, tras descartar el arma y dos teléfonos celulares, ingresó a un taller mecánico para pedir ayuda, haciéndose pasar por víctima de un asalto.

Finalmente, el joven tomó un taxi y fue hasta el hospital de Emergencias de Rosario para hacerse atender. Según fuentes policiales, allí fue identificado como quien unos minutos antes había intentado robar al policía de civil.

Artículo anteriorEl FUSSI convocó a un paro por 48 horas y movilización para la próxima semana
Artículo siguienteAlberto Fernández le pidió la renuncia al ministro Ginés González García