Los Gremios del Poder Ejecutivo Provincial nucleados en el FUSSI, convocaron  a un paro y movilización para el próximo jueves y viernes, ante la falta de acuerdo al reclamo salarial del 50% para los empleados públicos y el 60% para los empleados municipales.

“Luego de rechazar las pautas salariales ofrecidas por la patronal para el periodo 2021 por considerarlas insuficientes y al no haber obtenido respuesta a las peticiones salariales extendidas a las jurisdicciones municipales del interior provincial, hemos resuelto convocar a un paro provincial por cuarenta y ocho horas a partir del próximo jueves 25. El mismo tendrá la modalidad de paro con movilización el día jueves 25 y paro general el viernes 26 de febrero”, anunció Ricardo Arévalo, secretario general de ATE.

“El trabajador en general viene de un retroceso sostenido de tres años de pérdida y por eso decimos que queremos recuperar el poder adquisitivo. Teniendo en cuenta las pautas nacionales  este año debería ir 3 a 4 puntos delante de la inflación cosa que en esta provincia se hace todo lo contrario”, expresó el sindicalista, quien recordó que a en la vecina provincia de La Rioja se tuvo en cuenta el pedido de los gremios otorgando un 50% de aumento para los trabajadores.

En ese sentido, declaró que el 50% estaría a la altura del costo de vida actual, producto de la suba de combustibles, energía, medicamentos y canasta básica.

FuenteEl Esquiú
Artículo anteriorAvanza el plan de vacunación en grupos de riesgo: cronograma por orden de prioridad
Artículo siguienteEfectivo policial recibirá medalla por matar a un motochorro en Rosario