Con la reactivación de casi todas las industrias a nivel nacional, algunas provincias mantuvieron los niveles bajos de los casos de coronavirus y en el caso de La Rioja se han bajado esas cifras, aunque no lograron relajarse por mucho más tiempo.

En una entrevista para El Destape, el gobernador Ricardo Quintela informó que llegaron 24 chicos con Covid-19 tras haber estado en Bariloche, por lo que se dispuso un cierre parcial de las fronteras para controlar el avance de la misma.

 «La situación en la provincia se lleva bastante bien, con un porcentaje mínimo de contagios y un índice de letalidad muy bajo del virus, pero ante la situación registrada, inmediatamente saltó la alerta y están todos ellos aislados, con un seguimiento de sus contactos estrechos«, expresó el primer mandatario provincial.

Por esa situación fue que se dispuso de «un mecanismo de cierre controlado de las fronteras para ver quiénes entran y de dónde provienen, fundamentalmente a quienes provengan de países vecinos y de otras provincias, con controles de temperatura y test rápidos», manifestó.

Por otra parte, La Rioja, además, en las últimas semanas empezó a tener números altos de productividad y aseguró que este viernes recibirán al ministro Katopodis «para a firmar varios convenios. Entre las principales cifras en alza, destacó que «la reactivación de la construcción de viviendas y la construcción va a generar un boom espectacular».

Artículo anteriorLa inflación de febrero fue de 3,6% y acumula 7,8% en 2021
Artículo siguienteJalil se reúne con los gobernadores de Salta y Jujuy para analizar el plan integral del litio