Un hombre entró este lunes con un rifle de alto calibre a un supermercado de la ciudad de Boulder, en Colorado, Estados Unidos, y comenzó un tiroteo que dejó diez muertos, entre las que se encuentra un policía.

«Nuestros corazones están con todas las familias afectadas. Hay 10 muertos», confirmó el Departamento de Policía de Boulder a través de su cuenta oficia de Twitter, donde también identificó al agente asesinado como Eric Talley, «quien fue uno de los primeros en llegar a la escena».

En tanto, un sospechoso fue arrestado y se encuentra herido, informó el comandante de la Policía del condado, Kerry Yamaguchi.

El ataque fue registrado a las 15 horas locales (18 de la Argentina) en el supermercado King Soopers de Boulder, ciudad ubicada unos 50 kilómetros al noroeste de Denver, la capital de Colorado.

Dos fuentes oficiales le confirmaron la muerte de un oficial a la cadena local CNN, que informó además que el arma utilizada en el tiroteo fue un rifle de estilo AR-15.

En diálogo con la misma emisora, varios testigos indicaron que una persona entró en la tienda y comenzó a disparar.

«El centro comercial seguía siendo una escena del crimen activa con una presencia policial masiva y las autoridades habían dado a conocer pocos detalles sobre lo sucedido», informó la CNN.

La Policía de Boulder tuiteó a las 14.49 que había un «tirador activo en el King Soopers de Table Mesa. EVITEN LA ZONA».

Más de dos horas después, el centro comercial seguía repleto de personal de emergencia.

«La investigación está en marcha. Los analistas de la escena del crimen están dentro del edificio procesando evidencia. No se darán a conocer cifras sobre muertes hasta que se notifique a las familias», continuaron.

Horas más tarde, desde la misma cuenta de Twitter, se informó que se había establecido «un centro de reunificación para quienes buscan familiares desaparecidos en el evento».

«Se pide a los testigos que no hayan hablado con la Policía, que se comuniquen con el Departamento de Policía de Boulder», exigieron.

«Los agentes llegaron a los pocos minutos de la llamada al 911 y entraron al edificio muy rápido», narraron las autoridades.

Durante la rueda de prensa, el fiscal del distrito prometió un «esfuerzo coordinado para garantizar que se haga justicia».

Un helicóptero de la señal KMGH, filial de la CNN, grabó a un hombre sin camisa siendo sacado del supermercado, quien «tenía lo que parecía ser sangre en el brazo y la pierna derecha, y sus manos parecían estar esposadas detrás de él mientras dos oficiales lo escoltaban».

La misma señal informó que el hombre fue trasladado en una ambulancia, aunque no pudieron confirmar si se trataba del responsable del tiroteo.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorSegunda entrega de insumos para los comedores infantiles de Tinogasta
Artículo siguienteUruguay: Advierten por peligro de saturación de las terapias intensivas