La imprudencia de un hombre que habita en El Bañado, departamento Capayán, desencadenó en el aislamiento de 45 personas.

Rompió el aislamiento preventivo, se tomó un micro para llegar hasta la Capital, y en el trayecto le habrían confirmado que el testeo de coronavirus que le habían realizado era positivo. Avisó al chofer, que detuvo el recorrido en la Plaza 25 de Agosto.

La otra versión indica que otros pasajeros descubrieron su desacato y fueron ellos quienes dieron aviso a las autoridades para recibir instrucciones. Lo concreto es que todos los pasajeros quedaron aislados y deben tener un seguimiento epidemiológico. 

También se pudo conocer que se radicó una denuncia penal en contra de este individuo.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorBeto Alonso, a 35 años de la pelota naranja: La reunión en la habitación de Ruggeri y el detrás de escena de la vuelta olímpica de River en la Bombonera
Artículo siguienteMás de 20 mil positivos de coronavirus en la Argentina