En el día de ayer domingo, tanto el ministro de Gobierno y Justicia, Jorge Moreno como el ministro de Seguridad provincial, Gustavo Aguirre, estuvieron en Andalgalá, luego de los incidentes dados ayer por la tarde. En la visita, evaluaron la situación en la que se encuentra actualmente la “Perla del Oeste”, teniendo en cuenta lo sucedido ayer sobre los incendios originados por un grupo de personas en las oficinas de la empresa Agua Rica y el destrozo de la sede del Frente de Todos.

En este contexto, Aguirre afirmó que: «Ha habido una decisión del Gobierno de la Provincia de no reprimir, fundamentalmente para evitar males mayores. Estamos hablando de vidas humanas y de la integridad física de las personas».

Asimismo, explicó que la movilización se estaba realizando de manera pacífica, hasta que: “Un grupo minoritario de ese sector cambió la metodología y decidió a pasar a una instancia violenta».

Sobre esto, agregó, “la policía intentó en un principio de prevenir la situación, hubo una reacción por parte de estos manifestantes, y solicitó instrucciones a sus comandos superiores». Pero sostuvo que: “Desde el Gobierno se pidió que no ejerzan ninguna acción de represión o acción por la fuerza y mucho menos con armas de disuasión».

Artículo anteriorExtienden la suspensión de clases presenciales en Andalgalá, Capayán, Santa María y Pomán
Artículo siguienteRodolfo Barili dio positivo de coronavirus: Tocó, cuídense