Ante el avance de la tercera ola de coronavirus que ha afectado con mayor fuerza el interior de la provincia, el intendente de Belén Daniel Ríos, se reunió anoche con el COE para evaluar la situación epidemiológica donde se determinó implementar una insólita medida para frenar la cadena de contagios en el departamento.

El Ejecutivo municipal anunció que mediante decreto se «prohibirá” la actividad comercial ( Kioscos, maxi kioscos almacenes) en la ciudad de Belén los días domingos a partir de las 13 horas. 

“Todos sabemos que un 90% de la actividad comercial se cierra, pero hay comercios que básicamente expenden bebidas alcohólicas”, declaró Ríos en conferencia de prensa.

Los controles estarán a cargo de la Dirección de Rentas y la policía departamental, y “todas las actas que se labren van a llevar la clausura del local por 15 a 20 días y la multa correspondiente”, advirtió el intendente.

“Este es el tercer rebrote y el más fuerte” expresó Ríos, a la vez que pidió a “toda la comunidad que se queden en sus casas” para “no tener que lamentar episodios en distintos puntos de la ciudad”.

Entre otras medidas se van a intensificar los controles de circulación para evitar el ingreso y traslado de personas en el departamento durante el 1° de Mayo, Día del Trabajador.

Además, el intendente no descartó incluir en las prohibiciones los velorios con presencia de personas y los campeonatos deportivos.

Fuente El Esquiú

Artículo anteriorRecepción de solicitudes para créditos personales de capresca
Artículo siguienteMurieron 348 personas y 23.718 fueron diagnosticadas con coronavirus en el país