“Nosotros acompañamos al paciente hasta su último latido”, fueron las primeras palabras de Erik Reales, enfermero Hospital Monovalente Carlos Malbrán en una entrevista radial a FM República. 

El profesional de la Salud revivió los crudos momentos que viven a diario todo el personal del Malbrán que atiende a pacientes con coranavirus. Dijo que trabajan turnos de hasta 16 horas, porque hay poco personal para atender. 

“Hoy tenemos 25 camas de terapia intensiva, todas están ocupadas”, comentó. Y agregó que “Gracias a Dios y la Virgen, nunca hemos tenido un brote entre el personal, hubo no más de 5 casos aislados. Tenemos un grupo muy unido, que se apoya a sí mismo para no decaer. La contención psicológica también es fundamental”.

Reales señaló y agradeció el respaldo de la familia y dijo que es fundamental para que trabajador pueda seguir al frente de lucha. “Aquí tengo a mi hijo y mi señora, con quienes puedo hablar de todo lo que pasa. Mis padres son de Tinogasta fueron positivos y los tuve internados en el Malbrán, pero por suerte ya fueron dados de alta. Si la gente supiera lo que pasa aquí adentro seguro se quedaría en su casa, respetaría los protocolos y no haría fiestas clandestinas. Necesitamos más empatía con el personal de salud. Mucha gente toma conciencia cuando pierde un ser querido”, relató.

Fuente La Unión Digital 

Artículo anteriorSe sortean los octavos de final de la Copa Libertadores y Sudamericana
Artículo siguientePalladino: Esperamos que esta meseta empiece a descender