El 4 de junio se celebra el Día Mundial de la Fertilidad, con el objetivo de llamar la atención sobre los problemas de fertilidad que se presentan cada vez con más frecuencia en la población, y de identificar el momento indicado para consultar a un especialista.

Hablamos de infertilidad cuando no se produce un embarazo pasado un año de relaciones sexuales sin utilización de métodos anticonceptivos, o bien cuando hay una dificultad para mantener un embarazo.

Es una enfermedad bastante común reconocida por la Organización Mundial de la Salud, que afecta a un gran porcentaje de parejas en edad reproductiva.

Existen ciertos consejos y/o medidas que pueden aplicarse tanto al hombre, como a la mujer que pueden beneficiar a la hora de estar preparado/a para conseguir un embarazo, además dotarte de una mejor salud en general.

En este día queremos crear conciencia sobre las muchas barreras que enfrentan las mujeres para acceder al tratamiento de la infertilidad y enfatizar el papel de nuestros miembros como obstetras y ginecólogos en la defensa de los responsables políticos para un mejor acceso a los servicios de infertilidad.

Artículo anteriorCómo es Covaxin, la vacuna india que comprará la provincia de Buenos Aires
Artículo siguienteArgentina superó los 80.000 muertos por COVID-19 y no cede la segunda ola