BUENOS AIRS – El conductor de un auto Volkswagen Virtus evitó un control policial y escapó a unos 150 kilómetros por hora a lo largo de más de 60 cuadras por la Ciudad de Buenos Aires, hasta que cochó de frente contra dos patrulleros, y fue detenido en el límite de San Cristóbal y Constitución.

El episodio comenzó a las 3.30 de la madrugada, en la intersección de la avenida Directorio y Thompson, en Caballito, donde quien iba al mando Volkswagen gris claro rechazó detenerse en un control policial, que le había ordenado frenar debido a que circulaba con luces apagadas. De inmediato, comenzó una persecución concretada por dos patrulleros.

El automóvil particular, que circulaba a 50 kilómetros por hora, aceleró rápidamente por Directorio hasta llegar al Bajo, donde tomó por la 9 de Julio y luego por Paseo Colón, ya desarrollando una velocidad de unos 150 kilómetros por hora, al tiempo que se sumaban otros dos móviles policiales en procura de atraparlo.

El conductor, de unos 45 años, luego dobló en avenida Independencia, donde fue alcanzado por los patrulleros. El auto gris claro chocó de manera lateral con uno de los vehículos policiales, dio un trompo y terminó colisionando de frente contra dos de los patrulleros entre Combate de los Pozos y Entre Ríos, en el límite de San Cristóbal y Constitución.

El infractor fue detenido y, junto a dos agentes, fue trasladado al hospital Ramos Mejía por precaución, informaron fuentes policiales.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorReunión con el equipo médico y el coe para reforzar el sistema de salud
Artículo siguienteArgentina visita a Colombia buscando un nuevo triunfo