Un suboficial del Servicio Penitenciario fue detenido esta mañana por Gendarmería Nacional, vinculado a una presunta causa de narcotráfico que se viene investigando desde hace varios meses. 

El suboficial, de apellido Orellana, se encontraba prestando servicio cuándo Gendarmería se presentó con una orden de detención. 

El Alférez Guillermo Galván, director del Servicio Penitenciario, confirmó el hecho y aseguró que «la investigación no se inició por una causa ocurrida dentro del Penal», lo que descartaría que el detenido haya comercializado estupefacientes en el interior. En ese sentido señaló que «todo el personal es requisado al ingresar y salir del lugar y siempre tuvimos resultados negativos». 

Galván también relató como fue la detención esta mañana y contó que «Gendarmería llegó con una orden y nosotros nos pusimos a disposición. Siempre trabajamos en conjunto con Gendarmería y la Justicia Federal», además  indicó que «se trata de un suboficial que realizaba guardias en el penal». 

Finalmente confirmó que el detenido está relacionado a una causa «que se viene investigando desde el año pasado, antes que comience la pandemia».

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorDebemos estar orgullo del equipo de salud que tenemos
Artículo siguienteRécord de casos de COVID-19 en Brasil: 115 mil en un día