Ayer, en el marco del Mes del Orgullo LGTBIQ+, la cámara de Diputados junto al equipo de Capacitación en Perspectiva de Género (Ley Micaela) comenzó a desarrollar las actividades destinadas a visibilizar al colectivo con una vigilia simbólica, en la antesala al día Internacional del Orgullo que se celebra cada 28 de junio.

En esta vigilia y por primera vez, se iluminó el Palacio Legislativo con los colores de la bandera de la diversidad y además, hubo una performance artística realizada por la dragqueen Fadammia Killer, marcando así un precedente en lo que hace a la participación en Diputados. 

Dentro de este marco, la presidenta de la cámara baja, Cecilia Guerrero, remarcó que para la institución es un imperativo “compartir, acompañar y hacer propias las luchas de los colectivos que sufren discriminación y hostigamiento”. “Todavía sufren las consecuencias de una sociedad marcada por la hipocresía y la doble moral condenando a las personas de la diversidad a ser parias en su propia tierra”, agregó. 

Además, Guerrero señaló que el colectivo y sus expresiones deben contar con todos los derechos por los que vienen reclamando y luchando ya que “son derechos humanos, derechos que les son propios por su condición de personas humanas y en virtud de ello tenemos que avanzar para una integración real”.

Fuente El Esquiú

Artículo anteriorPartió un nuevo vuelo de Aerolíneas Argentinas a Moscú en busca de más vacunas Sputnik V
Artículo siguienteCronogrma de pago del bono extraordinario para personal becado