Al menos 31 personas murieron y varias resultaron heridas este lunes cuando un autobús de pasajeros que circulaba por la ruta del departamento boliviano de Chuquisaca cayó a un precipicio, precisaron medios locales.

El siniestro «ha dejado el saldo preliminar de 24 fallecidos y casi una decena de heridos. De ellos, dos en etapa crítica», explicó el jefe de la policía de Tránsito de Chuquisaca, coronel José Luis Asaff. Más tarde, la cifra de decesos aumentó a 31.

Varios videos que circulan en las redes sociales muestran a una docena de fallecidos sobre la ruta de tierra, consignó un cable de la agencia AFP.

Y el coronel Assaf describió «un panorama desgarrador», pues «son más de 150 metros que el bus se ha embarrancado».

También señaló que al lugar acudieron algunos familiares para reconocer los cuerpos y «realmente son momentos dramáticos que se están viviendo».

El hospital público de Sucre se convirtió en punto de afluencia de personas que llegaban para conocer la suerte de familiares o amigos.

El autobús trasladaba pasajeros hacia la ciudad de Sucre, cabecera del departamento de Chuquisaca, desde el poblado rural de Potolo, situado a 50 km al oeste.

La Policía investiga las razones del siniestro, la mayor tragedia vial de este año en Bolivia, luego de que el 3 de marzo un autobús cayera en un precipicio en la ruta entre Santa Cruz y Cochabamba, con saldo de 21 muertos.

Fuente La Unión Digital

Artículo anteriorEl Papa Francisco recibió el alta 10 días después de su operación de colon
Artículo siguienteEl Gobernador Raúl Jalil Recibió A Los Potritos Y Cantó Messi, Yo Te Banco