La Variante Delta ya fue detectada en 124 países y territorios -13 más que la semana pasada- y representa más de tres cuartas partes de las muestras secuenciadas en muchos países, explicó la OMS en su informe epidemiológico semanal.

«Se espera que supere rápidamente a otras variantes y se convierta en el linaje circulante dominante en los próximos meses», pronosticó la agencia sanitaria de la ONU, según la agencia de noticias AFP.

De las otras tres variantes de coronavirus llamadas preocupantes (VOC), la Alfa, detectada por primera vez en Gran Bretaña, se detectó en 180 territorios (seis más que la semana pasada); la Beta, detectada por primera vez en Sudáfrica, en 130 (siete más que la semana pasada); y la Gamma, detectada por primera vez en Brasil, en 78 (tres más que la semana anterior).

Pero ninguna creció tanto en estas últimas semanas como la Delta.

Según las secuencias de SARS-CoV-2 enviadas a la iniciativa científica mundial GISAID para compartir datos sobre virus, durante las cuatro semanas previas al día de ayer, la prevalencia de Delta superó el 75% en varios países.

Entre ellos se destacan Australia, Bangladesh, Botsuana, Gran Bretaña, China, Dinamarca, India, Indonesia, Israel, Portugal, Rusia, Singapur y Sudáfrica.

Esto a su vez coincidió con un aumento de casos a nivel global.

La OMS, con sede en Ginebra, registró en la semana pasada un total 3,4 millones de nuevos casos de Covid-19, un 12% más que la semana anterior.

«A este ritmo, se espera que el número acumulado de casos notificados en todo el mundo pueda superar los 200 millones en las próximas tres semanas«, alertó la organización.

Fuente El Esquiu

Artículo anteriorRusia superó los 150.000 muertos y seis millones de contagios de coronavirus
Artículo siguienteUn niño de 9 años murió por COVID: su familia lo llevó a un curandero antes que al hospital