El peronismo catamarqueño recordará hoy con distintas misas y actividades a María Eva Duarte de Perón, o simplemente Evita, quien murió el 26 de julio de 1952, por lo que este lunes se cumplen 69 años de su desaparición física, que contrasta con su constante vigencia como “símbolo de la lucha social” que ha “logrado traspasar generaciones que no la han conocido”, enfatizan quienes reivindican su figura.


Esa figura que “enarbola sus ideas y su actividad militante” a favor de los más vulnerables, lo que “se ha incrementado con la pandemia”, por lo que “Evita está más vigente que nunca”.


La joven actriz y política, que falleció a los 33 años de un cáncer de cuello uterino, nació el 7 de mayo de 1919 en el seno de una familia humilde de Los Toldos, una localidad rural bonaerense, a 300 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.


Con solo 15 años migró a la Capital Federal para luego ser una reconocida actriz de teatro, radioteatro y cine, pero también en los primeros años de la década del 40 daba sus pasos iniciales en la actividad sindical como afiliada a la Asociación de Actores Argentinos y luego, en 1943, como presidenta de la Asociación Radial Argentina.


En esos tiempos, Evita asistió como personalidad destacada de la cultura nacional a una actividad benéfica para los damnificados del terremoto de San Juan y allí conoció al entonces coronel Juan Domingo Perón, que ocupaba la secretaría de Trabajo y Previsión. Desde entonces formaron una pareja que, con un especial amor y lealtad, logró llegar a la Presidencia de la Nación y además algo que muy pocos consiguen: conquistar el sentimiento de los sectores populares que aún perdura.


La socióloga e investigadora de la Universidad Nacional de Luján Florencia Cendali consideró que “Evita es la imagen de la lucha por la igualdad y la dignidad y por eso fue, es y seguirá siendo la referente para los militantes. Es la referente de la justicia social, garantizando derechos y achicando la brecha con los sectores privilegiados”.

“Este año se cumplen 70 años de la primera vez que las mujeres votamos en la Argentina. Achicar los privilegios del modelo patriarcal no estaba en agenda a mediados del siglo XX. Por eso, Evita es el símbolo de la lucha y la visibilización política de las mujeres como sujeto político, no sólo por el derecho a votar, sino por empoderarnos para transformar nuestras vidas”, apuntó.

Fuente El Esquiu

Artículo anteriorFM ACUARIO CUMPLE 34 AÑOS
Artículo siguienteLlegan Al País Más De 800 Mil Dosis De AstraZeneca