No era la primera vez que Diego Romero operaba con criptomonedas. Ya lo había hecho en otras oportunidades de la manera tradicional (a través de una plataforma de compra y venta) pero en esta ocasión optó por hacerlo mediante un exchange peer-to-peer (o también llamado P2P) y todo terminó de la peor manera:le desaparecieron los USD 100 mil dólares que había invertido en criptomonedas y ahora sospecha de una maniobra fraudulenta por parte del broker que intervino de la operación.

El P2P es un mercado donde los usuarios pueden intercambiar criptomonedas directamente entre ellos con costos insignificantes para los compradores y los vendedores. Además, ellos tienen la libertad de decidir cómo quieren que se les pague (mediante transferencia bancaria, PayPal, M-Pesa, en efectivo o con múltiples billeteras electrónicas) o de crear anuncios de trading para establecer sus propios precios. Pero uno de los puntos más atractivos es que, a diferencia de las transferencias bancarias o mediante tarjeta de crédito, estos exchanges no registran ninguna información sobre los compradores ni los vendedores.

“Nunca había invertido con un broker P2P. Lo atractivo es que me ofrecía todo a costo cero. Yo le di USD 100 mil y él me dio 100 mil USDT, que son como unos USD 100 mil dólares digitales”, relató Romero a Infobae, quien explicó que “el USDT es la criptomoneda madre que luego permite comprar Bitcoin, Ethereum, etc”.

La transacción se hizo el 28 de junio a las 16 horas en una oficina de coworking de la calle Soler al 4400, en el barrio porteño de Palermo. “El brokeractuó de manera maliciosa desde el principio. Me dijo que no podía utilizar mi billetera virtual de Binance y que sí o sí tenía que bajarme una que se llama Trust Wallet. Eso es mentira porque ambas funcionan en la misma red y era lo mismo transferir los USDT a cualquiera de las dos”, señaló Romero, quien ante el desconocimiento inicial decidió confiar en lo que le sugirió el broker.

“Me hizo instalar la app de Trust Wallet y como yo no sabía cómo funcionaba me pidió el celular para escanear mi código QR y así transferirme las criptomonedas que había comprado”, dijo Romero.

Y agregó: “Cuando agarró mi celular me sacó las 16 palabras que le da la posibilidad de tener la posesión de mi billetera. En cuanto salí del lugar se metió en mi billetera y me sacó toda la plata”.

Alertado por lo sucedido, Romero se contactó inmediatamente con el broker para contarle que sus criptomonedas se habían esfumado. Lo primero que atinó a decirle es que chequeara si la app de Trust Wallet estaba tildada y luego le deslizó que podría haber sido víctima de una hacker y se desentendió del tema.

“El tiempo que tardó en sacarme la plata fueron 8 minutos. Yo grabé un video mostrando cómo lo hizo y es muy fácil. Hay un QR que te consolida todas las contraseñas, le sacas una foto y con eso ya está”, admitió Romero entre la bronca y la impotencia.

“Cuando conté entre mis contactos, que también operan con criptomonedas, me dijeron ‘te hicieron la estafa del código QR’, que es cuando te agarran el celular para sacarte la clave y no el QR”, se lamentó.

En su perfil de Linkedin, esta persona que ofició como broker se autodefine como un “Cryptocurrency Trader” que trabaja de manera autónoma desde octubre de octubre de 2017. Y asegura que su anterior experiencia laboral, entre julio de 2010 y julio de 2018, fue como “Desarrollador de hardware”. “Armado de computadoras tradicionales, reparación y construcción. Armado de equipos para minería de Ethereum llamados rigs con múltiples GPU’S. Programación en Linux”, específica sobre este puesto.

“Como a sus clientes les decía que era uno de los inversionista de Lemon Cash, uno de mis amigos armó un hilo de Twitter para advertirle al resto de los usuarios que no cerraran ninguna operación con esta persona porque los iba a estafar”, contó Romero.

Lemon es una fintech argentina que lanzó en 2019 una billetera virtual llamada Lemon Cash, la cual combina pesos y criptomonedas en plan de “unir los dos ecosistemas”. Se trata de una empresa en plena expansión que a principios de esta semana recaudó USD 16,3 millones en una ronda de financiamiento en la que reunió a grandes inversores.

“Cuando los dueños de Lemon Cash se hicieron eco del revuelo que se había armado en las redes con ese broker se contactaron conmigo, me citaron a una reunión y me aclararon que no trabajaba para la empresa”, señaló Romero.

Frente a esta situación, la empresa aclaró que ese broker “participó con un porcentaje menor en una ronda de inversión de Lemon, así como 20 inversionistas más”. Y dijo en un comunicado que si bien “Lemon no puede responder por los actos de cada uno de sus inversores”, está investigando este suceso “para tomar medidas legales si fuera necesario”.

Infobae tomó contacto con la empresa Lemon y sus directivos informaron que también presentaron una denuncia contra el broker que quedó sentada en el Tribunal Oral en los Criminal Número 28 bajo el registro CCC 29206/2021/T01.

Por su parte, el acusado también utilizó su cuenta de Twitter para defenderse. “Yo no tengo nada que ver con esto, simplemente como cualquier broker estaba en una oficina en donde se iba a hacer una operación, la cual el cliente vino con su Wallet Trust se le escanear el QR de USDT con él adelante y se le envío los USDT”, escribió.

Romero jura que el broker fue la única persona extraña que manipuló su celular, “El broker reconoce que pasó eso, pero dice que él no fue. Nunca va a admitir que me robó la plata y le echa la culpa a una financiera que no existe. Lo más increíble de todo es que me dijo que iba a tratar de juntar la plata para devolvérmela siendo que supuestamente no tiene nada que ver”, concluyó Romero, que como sospecha que fue víctima de un acto fraudulento decidió dejar el caso en manos de la justicia.

Infobae intentó comunicarse con el broker señalado por el denunciante pero al momento del cierre de esta nota no había obtenido ninguna respuesta.

Diego Romero realizó la denuncia a través de la app del Ministerio Público Fiscal, a cargo del Dr. Juan Bautista Mahiques, y el mail quedó registrado bajo la denuncia número 767776.

Fuente Infobae

Artículo anteriorJulián Weich Fue Dado De Alta: «Estoy Muy Bien… ¡Estoy Vivo!»
Artículo siguienteUn matrimonio y sus tres hijos murieron en accidente de tránsito en Salta