El paquete de asistencia que distribuirá hoy en sus 190 países miembros el Fondo Monetario Internacional (FMI) que preside Kristalina Georgieva es el más voluminoso de toda su historia. Desembolsará 650 mil millones de dólares por el golpe a la economía mundial del Covid-19. 

A la Argentina le tocarán 4.300 millones de dólares que estarán hoy transferidos a las arcas del Banco Central ( BCRA). El PBI del país cayó el año pasado casi 10%, según datos del INDEC y fue el derrumbe más pronunciado dentro de los países del G-20.

Ese dinero de asistencia no involucrará billetes físicos que viajarán en avión; sólo se trata de una transferencia contable que computará ese saldo a favor en el BCRA, algo así como una transferencia bancaria más sofisticada.

Cada país que recibe la ayuda tiene potestad para definir en qué usará esa plata. En el caso de la Argentina, el Gobierno del presidente Alberto Fernández lo destinará para afrontar vencimientos externos.

Hubo mucho debate dentro de la coalición gobernante en cuanto al destino que debería tener este dinero que hoy llega desde el FMI y, finalmente se impuso la decisión de pagar deuda. 

Ocurre que entre el mes próximo y diciembre, la Argentina deberá pagarle al  FMI un total de 3.767 millones de dólares, más otros vencimientos pendientes con el Club de París.

El acuerdo con el FMI

La asistencia que llega nada tiene que ver con la renegociación de un acuerdo del país con el FMI. Ambas cosas transitan carriles diferentes, aunque el equipo económico viene teniendo varias reuniones técnicas con funcionarios del Fondo por este tema.

La vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, señaló recientemente que “el objetivo que tenemos es que el programa que nosotros firmemos con el Fondo sea un programa que le permita a la Argentina crecer. Será ese o no será”.

Y agregó que “sino la Argentina no va a crecer y entonces tampoco va a poder devolver lo que debe. Hay un punto en el que vamos a tener que ponernos de acuerdo”. 

Esto implicaría que podría dilatarse la negociación con el organismo internacional más allá de fin de año. El plazo máximo para llegar a un entendimiento sería marzo de 2022, que es el límite que puso el Club de París para que se firme el acuerdo entre Argentina y el FMI.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorAlberto Fernández deja a un costado el escándalo de Olivos y sale a recorrer el país para fortalecer la campaña del oficialismo
Artículo siguienteEl piso de las PASO rondará los 3.500 votos en Provincia