Con una misa en la Catedral Basílica se realizó ayer el último adiós al exgobernador Eduardo Brizuela del Moral. Sus restos fueron sepultados en el mausoleo que tiene su familia en el Cementerio Municipal. La despedida final al diputado nacional estuvo cargada de una fuerte emotividad, ya que diferentes referentes de la UCR hablaron de lo que significó el político de 77 años para la provincia y el partido.

Primeramente, los restos del exgobernador  fueron velados en una de las salas de la empresa fúnebre Saló durante toda la mañana. Posteriormente fueron trasladados a la Catedral donde se realizó una misa de cuerpo presente.

Tanto al velatorio como al oficio religioso se acercaron referentes del oficialismo como el gobernador Raúl Jalil; su esposa, la diputada nacional Silvana Ginocchio; la diputada nacional Lucía Corpacci; el senador nacional Dalmacio Mera, diputados y funcionarios provinciales.

De parte de la oposición, se observó al senador nacional Oscar Castillo; a los dos precandidatos al Senado nacional por Juntos por el Cambio, Daniel Ríos (Adelante Catamarca) y Flavio Fama (Cambia Catamarca); el presidente de la UCR, Francisco Monti; además de legisladores y dirigentes del Radicalismo y de sus partidos socios. Durante la misa y en primera fila estuvieron su esposa Milagros Hernández, sus hijos y nietos, entre otros familiares.

También se pudo ver a miembros de lo que fuera el Gabinete del exgobernador y de la línea interna que conformó dentro de la UCR catamarqueña, el «Movimiento Renovador».

Finalizada la misa y en su paso por el Paseo de la Fe, ciudadanos comunes y militantes se acercaron a despedir por última vez al exmandatario y a saludar a su familia.

El féretro, que estaba cubierto con la bandera nacional y la insignia provincial, recorrió algunas calles de la ciudad antes de llegar a su última morada. Durante el trayecto al cementerio, el cortejo fúnebre pasó por frente del Comité Provincia de la UCR, el partido del que supo ser presidente y por el que llegó a ser dos veces gobernador, tres veces intendente de la Capital, dos veces diputado nacional y una vez senador nacional.

Ya en la necrópolis, se vivieron momentos de mucha congoja y emoción  cuando dirigentes cercanos al exmandatario se refirieron a su vida y trayectoria, como en el instante en que sus restos fueron sepultados. 

Notablemente compungida, la primera en referirse a Brizuela del Moral, fue la exsenadora por la Capital y expresidenta provisoria de la Cámara alta, Martha Grimaux, quien lo recordó como un hombre honesto, sencillo y trabajador que es parte de la historia de Catamarca. «Quiero dar testimonio de un extenso legado que se traduce en obras que están entre nosotros y que nos pertenecen», dijo la dirigente que enumeró los proyectos concretados en la UNCA, en la Capital y en la Provincia. «Le diste una importancia extraordinaria a la obra pública, a la educación y a la cultura», señaló.

Posteriormente, habló el exministro de Salud y exdirector de la OSEP Arturo Aguirre, quien recordó la amistad que mantenía con el exmandatario y el fuerte apego que tenía a su familia. «No podía estar mucho tiempo sin Milagros», dijo a lo que agregó: «Me enseñó muchas cosas pero especialmente la humildad en la política».

«Eduardo era una persona a la que la gente siempre se le acercaba. Él amaba profundamente a Catamarca y a su pueblo», manifestó.

Finalmente, Eduardo Brizuela del Moral (h) agradeció el acompañamiento y el cariño para su padre. «Todos destacaron su trayectoria y valores. Fue un padre con todas las letras que nos acompañó siempre. También fue un abuelo extraordinario”, dijo con la voz entrecortada y a la par de su madre.

Homenaje en el Senado

En la última sesión de la Cámara de Senadores y durante el espacio destinado a Homenajes, el senador Omar Noriega aprovechó la ocasión para recordar al exgobernador. “Es un día de luto para toda la provincia y para la UCR. Nos ha dejado un gran líder. Su recuerdo perdurará en la memoria de todos”, dijo.

A sus palabras, le siguió el presidente provisorio Oscar Vera, quien envió, lamentando la partida del dirigente radical, sus condolencias en nombre de todo el bloque justicialista para los familiares, amigos y allegados. El senador Raúl Barot, por su parte, adhirió al homenaje solicitando un minuto de silencio por el dirigente radical.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorJugadores Sudamericanos, a un paso de la rebelión en Europa
Artículo siguienteCristiano Ronaldo vuelve al Manchester United tras 12 años