De acuerdo con un informe de la Unión Argentina de la Salud (UAS), en medio de la pandemia de coronavirus, la suba interanual de los medicamentos escaló un 62,6%, con lo que superó en más de doce puntos la inflación del INDEC. A su vez el precio de los medicamentos creció durante el primer semestre de 2021 un 28,6% (es decir a razón de una suba mensual del 4%), por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC), que se ubicó en 25,3%.

El reporte de la UAS puntualizó que entre los medicamentos de uso común, de venta bajo prescripción, el mayor incremento fue para el enalapril, con un 93,8%, seguido por la levotiroxina con 86% y el salmeterol con un 85,59%. Además, un anticonceptivo (drospirenona/etinilestradiol) trepó un 86,94% y una crema antibiótica de uso pediátrico saltó un 153%.

«Solo desde marzo a julio de este año, un spray nasal de cloruro de sodio de uso pediátrico aumentó un 21,9%», remarcó.

«Existe una gran dispersión de precios. Los productos que más aumentan son los recetados más usados, con picos de hasta el 39%», indicó el informe de la entidad. En ese sentido, sostuvo que «más aún aumentaron los medicamentos utilizados en internación», con un 37%.

Preocupación local
Guillermo Varela, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Catamarca, señaló al respecto que la situación es compleja especialmente para los representantes de “farmacias chicas y medianas”. Es que el 70 u 80% de las ventas en farmacias se realiza con obras sociales y por ello deben aguardar aproximadamente 60 días para cobrar por esas ventas, en el mejor de los casos. “Esto significa una pérdida de rentabilidad bastante marcada y que se nos hace muy cuesta arriba. Nosotros pagamos los medicamentos de forma semanal y es difícil soportar tanto tiempo los precios. Las droguerías y los proveedores no perdonan” remarcó en declaraciones radiales.

Para Varela hay que buscar la forma de que las farmacias generen mayor rentabilidad y que la solución no sea como siempre aumentar los precios. “Los formadores de precios no aceptan que los otros integrantes en la cadena de comercialización se sienten a ver cómo mejorar las cosas” recalcó en relación con las grandes cadenas farmacéuticas.

En esa línea afirmó que los aumentos «son exorbitantes» y fuera de toda referencia de la inflación oficial ya que hubo incrementos superiores al 100% de algunos medicamentos de venta libre como antiinflamatorios y calmantes. “Las marcas comerciales alternativas más económicas aumentan en el mismo porcentaje. Aumenta todo. No hay alternativa para el bolsillo de la gente” lamentó.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorLlegaron al país un millón y medio de Vacunas Sinopharm y se espera otro embarque
Artículo siguienteIndia y Catamarca negocian por una posible inversión en litio mediante CAMYEN