Justo un día después de que los tres principales líderes cristianos del mundo -el papa Francisco, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el patriarca ecuménico ortodoxo Bartolomé- hicieran un enfático pedido a los líderes políticos mundiales para que adopten decisiones valientes respecto del cambio climático, el presidente Alberto Fernández encabezará desde la 10 desde el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada la Cumbre para la región sobre este tema que se hará de manera virtual.

“Diálogo de alto nivel sobre acción climática en las Américas”, se denominará a este encuentro en el que participarán presidentes, ministros y representantes del sector privado, financiero, académico, organismos multilaterales de crédito y organizaciones de la sociedad civil, para pensar juntos sobre ambición climática, medios innovadores de implementación y medidas para mejorar la adaptación y la resiliencia en los países del continente.

Además de Fernández, estarán los presidentes de Colombia, Iván Duque; de Costa Rica, Carlos Álvarez Quesada; de Panamá, Laurentino Cortizo; de República Dominicana, Luis Abinader y de Paraguay, Mario Abdo Benítez; la primera ministra de Barbados, Mia Amor Mottley y la ministra de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la COP 25, Carolina Schmidt yel presidente de la COP 26, Alok Sharma. También se destaca la presencia de invitados especiales, entre los que figuran el Enviado Especial para el Clima de Estados Unidos, John Kerry y el Secretario General de las Naciones Unidas, el portugués António Guterres.

La idea de esta Cumbre, en la que también intervendrán el ministro de Medio Ambiente deBrasil (Joaquim Pereira Leite) y el canciller de México (Marcelo Ebrard), surgió después de las conversaciones que el presidente argentino mantuvo con John Kerry, enviado especial del mandatario demócrata estadounidense Joseph Biden para el Cambio Climático el 14 de mayo en Roma. Servirá de antesala a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) que se realizará entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre en el Scottish Event Campus de Glasgow, Escocia, después de que en la capital italiana se reúnan los líderes del G-20.

El Gobierno que encabeza Alberto Fernández está alineado con el de Biden porque ambos coinciden en que el cambio climático es un tema a abordar con urgencia para que se cumplan los lineamientos trazados en el Tratado de París, suscripto en 2015 por 196 países durante la COP-21. En ese momento se asumió el compromiso de emprender esfuerzos ambiciosos para combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos, con un mayor apoyo para ayudar a los países en desarrollo a hacerlo.

El mandatario estadounidense había invitado al jefe de Estado argentino a participar de la Cumbre sobre Cambio Climático que se desarrolló el 22 de abril de este año cuando se celebró el “Día de la Tierra”.

El jefe de Estado argentino tiene al Cambio Climático como uno de los temas predominantes en su agenda y coincide con las iniciativas y la preocupación de Biden. Junto a la Argentina, coorganizarán esta Cumbre Latinoamericana otros seis países: Barbados, Chile, Colombia, Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Durante la gira que hizo a comienzos de mayo por varias naciones europeas, Fernández mantuvo una audiencia que duró casi una hora con Kerry. Antes de partir hacia el aeropuerto de Fiumicino para emprender el regreso a nuestro país, el presidente argentino se refirió brevemente a ese encuentro. “Fue central sobre el cambio climático, le conté un poco la conversación que tuve con Georgieva (NdR: la directora gerente del FMI), planteé que deberíamos pensar formas de financiamiento para los países que abordan el cambio climático y que eso podría darse con países que son deudores, que en vez de dar recursos podrían bajar la deuda”, reseñó.

Kerry también dio sus conclusiones de ese cónclave: “Tuvimos una reunión excelente. Hablamos del cambio climático y el desafío que se avecina. El Presidente está muy interesado en ayudar a los países de Latinoamérica y su liderazgo en el asunto climático es bienvenido”.

“La clave para el cambio climático es que todos los países trabajen coordinadamente y cooperen. Con Argentina tuvimos buenas conversaciones previo a esto”, agregó Kerry, quien advirtió que una de las mayores preocupaciones era el Amazonas en Brasil: “Esperamos poder trabajar con (Jair) Bolsonaro para progresar. Hemos tenido varias conversaciones con el ministro de Ambiente. Estamos trabajando en equipo y buscamos progresar”.

En la actividad prevista para esta mañana habrá tres segmentos. El primero, denominado “Camino hacia Glasgow. Mejorando la ambición climática”, será un espacio dedicado para las y los líderes de los países organizadores. Allí estarán presentes Alberto Fernández; la primera ministra de Barbados, Mia Amor Mottley; el presidente de Colombia, Iván Duque; el presidente de Costa Rica, Carlos Álvarez Quesada; el presidente de Panamá, Laurentino Cortizo; el presidente de República Dominicana, Luis Abinader; el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez; la ministra de Medio Ambiente de Chile y presidenta de la COP 25, Carolina Schmidt y el presidente de la COP 26, Alok Sharma. Y se sumaránlos invitados especiales, John Kerry (Enviado Especial para el Clima de Estados Unidos) y Antonio Guterrez (Secretario General de las Naciones Unidas).

La segunda parte de la jornada contará con cinco paneles. La moderación del primer panel, denominado “Mecanismos innovadores para medios de implementación”, estará a cargo del secretario de Asuntos Estratégicos de Argentina, Gustavo Beliz. A continuación, se desarrollará el panel “Acelerando la acción climática a través de la cooperación regional”, el cual será moderado por el asesor en Clima y Política Exterior de la Oficina del Enviado Especial para el Clima de Estados Unidos, Jonathan Pershing.

Luego se llevará a cabo el panel “Comprometiendo al sector privado en la acción climática”, con la moderación del ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, Carlos Eduardo Correa. El anteúltimo panel, “Fortalecer la resiliencia costero-marina a la vulnerabilidad climática” será moderado por el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de Cambio Climático de República Dominicana, Max Puig. Por último, la ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica, Andrea Meza Murrillo, tendrá a su cargo la moderación del último panel, denominado “Naturaleza y clima: enfoques transformadores para la adaptación y la acción climática”.

En la última parte se realizará una mesa redonda ministerial conformada por la embajadora de Barbados para el Cambio Climático y Asuntos del Derecho del Mar, Elizabeth Thompson; la ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica, Andrea Meza Murillo; el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Colombia, Carlos Eduardo Correa y su par en Panamá, Milciades Concepción; el ministro de Vivienda, Renovación Urbana, Medio Ambiente y Cambio Climático de Jamaica, Pearnel Charles; el ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales de República Dominicana, Orlando Jorge Mera; y la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, quienes compartirán los principales mensajes del diálogo. La mesa estará moderada por el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Argentina, Juan Cabandié, y por el enviado especial para el Clima de Estados Unidos, John Kerry.

El cierre de la iniciativa estará a cargo del ministro argentino de Relaciones Exteriores, Felipe Solá.

Ayer, en “Un mensaje conjunto para la protección de la creación”, el papa Francisco, el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y el patriarca ecuménico ortodoxo Bartolomé pidieron a los cristianos que oren para que los líderes mundiales tomen decisiones valientes en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) en Glasgow en noviembre.

“Hacemos un llamado a todos, cualquiera que sea su creencia o visión del mundo, para que se esfuercen por escuchar el clamor de la tierra y de las personas pobres, examinando su comportamiento y prometiendo sacrificios significativos por el bien de la tierra que Dios nos ha dado”, indicó el mensaje.

Francisco encabeza la Iglesia Católica, con 1.300 millones de miembros, Bartolomé es el líder espiritual de los 220 millones de cristianos ortodoxos del mundo y Welby es el obispo principal de la Comunión Anglicana mundial, que tiene unos 85 millones de integrantes.

Los tres han sido muy activos en asuntos ambientales y coinciden en que el cambio climático y el calentamiento global son causados, al menos en parte, por actividades humanas como el uso de combustibles fósiles. El Papa Francisco tiene previsto asistir a la COP26 que se hará en Glasgow entre el 31 de octubre y el 12 de noviembre.

Fuente Infobae

Artículo anteriorLa Nación envía 160 efectivos de fuerzas federales al filo de las elecciones
Artículo siguienteUn Sismo De Magnitud 7.1 golpeó el centro de México: Al Menos Un Muerto