Un grupo de vecinos se manifestó en contra de las refacciones que se están realizando en La Gruta de la Virgen del Valle, ubicada en el norte de la Capital. Si bien aclararon que no están en contra de que se adapten y mejoren los servicios, además de la puesta en valor del lugar, señalaron que están en contra de que “se afecte la esencia original y natural del patrimonio religioso y cultural de los catamarqueños”.

La iniciativa surgió luego de conocerse imágenes del estado actual del La Gruta, que en parte fue demolido para iniciar la última parte de la remodelación del lugar. Emir Gerván, uno de los integrantes del grupo y quien además es guía y técnico en Turismo, señaló que, tras observar las fotografías, les generó “dolor por cómo se está alterando la imagen auténtica de La Gruta de la Virgen del Valle”. 

En ese sentido, los vecinos contaron que como ciudadanos católicos y devotos de la Virgen buscan reunirse con los encargados de la Iglesia y de la Municipalidad para conocer detalles de la obra. A su vez, Gerván remarcó que como guía de Turismo acompañó en muchas oportunidades a grupos de visitantes que llegaban a ese lugar, uno de los principales atractivos de la Capital.

“Esto no tiene ningún tinte político. La gente espera ver a la gruta auténtica, la vegetación autóctona, las montañas, todo ese marco natural que tuvo y tiene históricamente la Gruta. Si bien tenemos consideración por el trabajo de los arquitectos y quienes diseñan la obra, creemos que Catamarca tiene como patrimonio a la Virgen y por ello debería haber un llamado de opinión en una audiencia pública de cómo será la obra” remarcó y recordó otras obras de puntos emblemáticos de la ciudad que fueron sometidos a audiencia pública antes de ser refaccionados como la Plaza 25 de Mayo. En ese sentido resaltó que la manifestación surgió a raíz de la preocupación al observar que el entorno natural cambió con las últimas obras que se hicieron en el ingreso y alrededor de La Gruta. 

“No cuestionamos que algunas obras eran necesarias, como la mejora en los baños, en el sistema de distribución del agua, más algunos otros cambios en la accesibilidad para personas con discapacidad, pero no lo que estamos viendo de un cambio radical” lamentaron.

Parte de las refacciones que se iniciaron meses atrás ya habían generado polémica, como por ejemplo con los puesteros, que en varias oportunidades cortaron el acceso a La Gruta y en otras impidieron el trabajo de la maquinaria pesada para expresarse en contra de las tareas que dañaban el arco de piedra de ingreso al santuario. 

La Virgen recién regresará a su sitio dentro de un año

La obra de revalorización de La Gruta la proyectó e inició la comuna capitalina tiempo atrás y fue pensada en el marco de la celebración de los 400 años del hallazgo de la imagen (festejos que se suspendieron por la pandemia de coronavirus). A mediados de agosto de este año, la imagen de la Virgen del Valle fue trasladada desde La Gruta y santuario hasta un contenedor preparado, ubicado frente a los nuevos locales comerciales. El municipio anunció que allí permanecerá durante 12 meses o más, mientras duren los trabajos de reconstrucción del santuario en el lugar del hallazgo. En el nuevo lugar de resguardo los fieles tienen un lugar para rezar y venerar la imagen detrás de un vidrio y rejas colocadas en la ventana del conteiner donde está la imagen. El rector de la Catedral Basílica, padre Gustavo Flores, señaló que el traslado fue consensuado para que se lleve a cabo cuando los comerciantes se reubiquen en los nuevos locales como estaba previsto.  

En julio había quedado inaugurado el sector de ingreso a La Gruta, que implicó la construcción de más de 40 locales comerciales, sanitarios, estacionamientos, entre otras mejoras.

Fuente: El Ancasti Digital

Artículo anteriorNación desembolsará más de $5 mil millones en dos obras
Artículo siguienteFrutas y Verduras: los consumidores pagan casi 7 veces más de lo que reciben los productores