Los cantantes Julio Iglesias y Shakira son algunas de las principales figuras del espectáculo que aparecen mencionadas en los Pandora Papers por crear sociedades offshore en el exterior para evadir impuestos. Ambos artistas figuran en el informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) que incluyó más de 11,9 documentos confidenciales.

De acuerdo a la investigación, Julio Iglesias utilizó cinco empresas ubicadas en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes Británicas para adquirir propiedades en la isla de Miami Indian Creek, conocida como el «búnker de los ricos». El músico de 78 años está vinculado a otras 15 sociedades, todas ellas gestionadas por Trident Trust, un estudio de abogados especializado en el registro de estructuras offshore.

Iglesias comparte la propiedad de 16 de esas firmas junto a su esposa, la holandesa Miranda Rijnsburger. Las otras cuatro sociedades están solo a su nombre. El valor actual de las viviendas adquiridas por Iglesias, de acuerdo con el registro oficial del condado de Miami-Dade, asciende a 112 millones de dólares. 

La dinámica para la compra de los terrenos en Indian Creek,según rastrearon los investigadores del ICIJ, suele repetirse: primero se funda una sociedad limitada en un paraíso fiscal y luego, a través de ella, se hace la compra de los terrenos. En esta exclusiva isla, un lote sin construir de 7.400 metros cuadrados está valuado en 25 millones de dólares.

Según declaró su representante Juan Velasco, el músico no tiene un domicilio fiscal en España desde 1978. Si bien se sabe que al menos hasta 2018 residió en República Dominicana, sus abogados no informaron cuál es su residencia actual. «Nunca he dejado de pagar ni un puñetero impuesto en ningún lugar del mundo», aseguró Iglesias al periodista Jordi Évole durante una entrevista en 2015.

Shakira, por su parte, siguió abriendo sociedades offshore en paraísos fiscales cuando el ministerio de Hacienda de España ya investigaba sus finanzas, según la cadena de televisión española La Sexta. La cantante colombiana, radicada en Barcelona hace diez años, se enfrenta a una acusación de fraude fiscal por 14,5 millones de euros (16,83 millones de dólares). 

Los Pandora Papers contienen documentación de tres sociedades de su propiedad: dos ya conocidas por el fisco español y una tercera que no había sido revelada, llamada Titania Management, de la que Shakira aparece como única directora y beneficiaria. La popular artista puso en marcha esa última compañía en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas entre fines de 2018 y principios de 2019. 

Los representantes legales de la cantante rechazaron la investigación del ICIJ y aseguraron que «el hecho de contar con sociedades en el extranjero se basa en una cuestión puramente operativa y comercial y en ningún caso para disfrutar de ventaja o aprovechamiento fiscal alguno».

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorAlberto Fernández recibió a L-Gante en la Quinta de Olivos
Artículo siguienteLa corbata que se convirtió en la cábala de River Plate: por qué la usó Gallardo