Quince personas murieron este domingo cuando un avión que transportaba a paracaidistas civiles se estrelló en el centro de Rusia, informó el Ministerio de Situaciones de Emergencia.


«Siete personas fueron rescatadas y 15 no presentan señales de vida», afirmaron desde la cuenta del Telegram del Ministerio.


El avión, fabricado en la República Checa y de tipo L-410, se estrelló a las 9.23 (3.23 hora de la Argentina) en la república de Tartaristán, con 22 personas a bordo. Se partió en dos por el impacto, según imágenes transmitidas por el Ministerio, reprodujo la agencia de noticias AFP.


Los siete sobrevivientes fueron hospitalizados y uno de ellos se encuentra «en estado grave», indicó la agencia RIA Novosti, que cita a una fuente del Ministerio de Salud local.


Según la agencia de prensa Interfax, el avión pertenecía a un club local de la organización paramilitar DOSAAF, una sociedad de asistencia al Ejército, la aviación y la marina.


Rusia mejoró considerablemente la seguridad en la aviación desde la década de 2000, pero los accidentes todavía son frecuentes, especialmente en zonas poco pobladas como el Extremo Oriente.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorCórdoba y La Rioja mantienen focos activos de Incendios Forestales
Artículo siguienteTurismo en Tinogasta: el mejor «Finde» largo desde la apertura