Lucio Malatini es un bombero voluntario de la localidad de General Deheza, Córdoba, que fue parte de la cuadrilla que luchó contra los incendios en el norte de la provincia. En medio de esta desesperante situación, el joven, aprovechó un descanso y salió en búsqueda de señal de internet para poder rendir desde su teléfono, un parcial de la carrera de Agronomía que estudia en la ciudad de Córdoba.

“Nosotros fuimos convocados para asistir en los incendios en la zona de Caminiaga. Yo sabía que ese día tenía que rendir, pero pensé que, no justamente en el lugar del incendio, pero en una loma o sierra iba a tener señal para poder rendir. Pero me encuentro con que ni en el pueblo había internet”, cuenta Malatini al diario Puntal, sobre lo ocurrido el viernes pasado por la tarde.

El joven debía rendir el examen a las 19 horas y para resolverlo tenía 25 minutos. “Estuvimos desde la mañana del viernes muy temprano luchando contra el fuego y tipo 6 de la tarde bajamos a Caminiaga. Yo con mi teléfono y un compañero tratábamos de dar con alguna señal, pero nada”.

Si bien, Lucio no perdía las esperanzas y preguntó a un vecino de la zona dónde había internet, la primera respuesta que obtuvo fue que en ningún lugar. “Después se acordó de que había una placita con wifi gratis. Y el hombre nos llevó hasta allá. Mi teléfono ya no tenía batería así que tuve que recurrir al teléfono de mi compañero”, cuenta el joven de Deheza.

Pasados diez minutos de las 19 horas, el joven logró conectarse, y hacer el examen de la materia Floricultura que consistía en preguntas con múltiples opciones. “Logré engancharme y, bueno, rendí bien”, señala el voluntario que está cursando el cuarto año de la carrera.

Al responder sobre si sus profesores sabían de la situación en la que se encontraba, Malatini manifestó que no lo había informado. “Yo curso Agronomía en Córdoba, pero me vine a Deheza porque con esto de los incendios pensaba que podían convocarnos (así ocurrió)”, afirma.

Una foto tomada por un compañero y un mensaje expresando el orgullo de sus pares se viralizaron rápidamente. Y Lucio aparece sentado en un banco de la plaza, con su traje de bombero y rindiendo el examen vía virtual.

Fuente El Esquiu

Artículo anteriorEl SEySAM Móvil junto al programa “Municipio En Tu Barrio” atendieron a los vecinos de El Puesto
Artículo siguienteEl diagnóstico de Paulo Díaz es alentador