La Organización Mundial de la Salud estableció el 29 de octubre como el “Día Mundial de la Lucha contra el Accidente Cerebrovascular”, con el objetivo de concientizar a la población y prevenir este tipo de episodios.

El Accidente Cerebrovascular (ACV) es una enfermedad provocada por un taponamiento o rotura de una arteria en el cerebro. Es tan frecuente que está considerada la tercera causa de muerte en la Argentina y el mundo.

Los ACV pueden ser isquémicos, es decir que se producen principalmente por disminución de la llegada de oxígeno al cerebro, producto de alteraciones en la circulación arterial; o hemorrágico, que se produce por hipertensión arterial traumática, malformaciones congénitas o como una alteración del isquémico.

Los factores de riesgo son: hipertensión arterial, tabaquismo, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, obesidad, estrés y sedentarismo.

Se debe prestar especial atención a síntomas repentinos como: pérdida de sensibilidad y/o fuerza de un lado u otro de la cara, brazo o pierna, dificultad para hablar o comprender el lenguaje, pérdida transitoria de la visión, dolor de cabeza intenso y súbito, pérdida del equilibrio, vértigo, e imposibilidad de caminar y ejecutar maniobras de forma coordinada.

Es indispensable detectar estos síntomas a tiempo y actuar. Las primeras horas son cruciales para la atención médica.

Fuente La Unión Digital

Artículo anteriorEl “Programa Más Salud” brindó atención en Santa Rosa
Artículo siguienteRiver ante Argentinos, quiere dar otro paso al título