Camila Priscila Ortiz es jugadora del Atlético Policial, equipo con el cual se coronó campeona de la Zona Centro de Liga CONMEBOL, y se ubicó entre los ocho mejores clubes de Argentina. Mientras tanto Policial entrena esperando el sorteo de la fase final contra clubes de Capital Federal, donde si ganan clasifican al Sudamericano y si continúan, van a Disney (EE.UU.).

“Camy” nació en Tinogasta el 15 de abril del 2005 y es mamá de Ian Tomás, nacido el 2 de septiembre del 2020, y nos cuenta sus sueños.

“Desde chiquita jugaba en B° Cooperativo de Tinogasta, y después en Club Ruta 3 y Juventud, hasta que llegó la posibilidad de jugar en Club Policial a nivel oficial, por invitación de la entrenadora Cintia Casimiro y el DT Juan Bernardo Vega, así la posibilidad de jugar el torneo de CONMEBOL. Todavía no despierto que vamos a jugar contra equipos importantes” indicó inicialmente.

Luego, prosiguió: “Hoy nos estamos preparando fuerte con el entrenador Domingo Chaile, y convencidas que vamos a lograr ganar por y para Catamarca, con la fe intacta porque confiamos en la unión del grupo, pues nos adaptamos con las compañeras que son de toda la provincia, se hizo como una selección y todas entrenamos diariamente con el mismo objetivo, que es jugar lo mejor posible y si ganamos, mejor”.

En el tramo final, Camila indicó que “mi sueño es que me vea el entrenador de River y jugar ahí, es difícil, lo sé, pero tengo el apoyo de mi familia y lo intentaré”.

Ficha personal

Camila Priscila Ortiz, 16 años.

Hijo, Ian Tomás de 14 meses.

Padres: Carlos Ortiz, (jugador de Club La Conti) y Andrea Heredia.

Hermanos: Celeste 20 años y Noah  de 4 años.

Comida: capeletinis.

Técnicos: Domingo Chaile y Juan Vega.

Una jugadora: todas del Atlético Policial.

Meta: salir campeona nacional con Policial.

Sueños: jugar en River.

Fuente: ElAncasti

Foto: FrancoVarasFotografias

Artículo anteriorAdelantan el final de Showmatch y El Trece ya tiene su reemplazo
Artículo siguienteTinogasta completa con la primera dosis de vacunación contra el covid con los niños