A partir del próximo Festival de Doma y Folclore de Jesús María, será obligatorio para los jinetes utilizar casco y chaleco protector.

La medida se dispuso para evitar accidentes trágicos como el ocurrido en enero del 2020, donde el jinete que representaba a Catamarca Norberto Cossutta murió aplastado por su caballo.

En conferencia de prensa, Juan José Nievas, asesor en el tema dijo que el casco «está especialmente diseñado para actividades ecuestres de riesgo y cuenta con protección frontal para golpes en la cara».

Además, deberán usar un protector corporal, «que es muy similar a un chaleco pero sin manga para posibilitar que el jinete desarrolle sus habilidades».

Nievas detalló que se trata de una medida que se puso a disposición al tratarse de una actividad de alto riesgo con el fin de brindar protección y la conservación de la integridad de quienes realizan esa práctica.

«Se necesitaba el uso de elementos de protección personal porque hay una alta posibilidad de sufrir lesiones, por eso se definió se define el casco y el protector corporal no es chaleco porque no tiene mangas, sino que es una protección de tipo dorsal y espinal construida con materiales especiales para producir la amortiguación de impactos, choques y golpes», profundizó.

Con respecto al casco, el asesor precisó que se trata de un casco que tiene la garantía de realizar «una desaceleración del cráneo». 

«Es decir, desacelera el movimiento del cerebro dentro de la cabeza ya que está garantizada la dispersión de la fuerza del impacto. Se trata de un casco para uso profesional para actividades ecuestres», indicó.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorInglaterra goleó 10 a 0 y se clasificó con Suiza al Mundial de Qatar: Italia irá al repechaje
Artículo siguienteNueva Empresa de Software llegó a Catamarca