Nicolás Vázquez es una caja de sorpresas. Escucharlo hablar es oír anécdotas una detrás de la otra, cada una más espectacular que la anterior. Su habilidad a la hora de narrarlas y su incontrolable impulso de dejar el asiento para actuar todo lo que dice lo convierten en uno de los mejores contadores de historias que hay. Por eso, su paso por Los Mammones (América) consistió en una catarata de recuerdos que fueron desde su relación con Gimena Accardi hasta su especial amistad con Lionel Messi.

El jugador del París Saint-Germain se encuentra entre las personas más aclamadas del mundo pero, lejos de haber dejado que la fama se le subiera a la cabeza, mantiene sus costumbres lo más argentinas posibles. El actor se encargó de dejarlo claro ya que considera que su amigo es una persona como otra cualquiera y que le gusta que la gente sepa eso de su personalidad. “Hablo mucho de él porque me gusta humanizarlo”, explicó.

Vázquez lo describió como “más rosarino que nunca” y aseguró que, aún viviendo en un lujoso hogar en España, Messi seguía eligiendo pedir milanesas a la napolitana para cenar. “Te hace el café como cualquiera cuando vas a la casa. Mete la cápsula en la máquina como cualquier persona nada más que la está metiendo él”, comentó, sin olvidar darle su toque humorístico.

Incluso llegó a revelar una de las costumbres más raras del deportista. Como ya se sabe porque él, lejos de ocultarlo lo presume orgullosamente, Lionel Messi es un apasionado del mate. Siempre se lo ve llevando su termo de acá para allá e incluso sus hijos adoptaron la costumbre desde muy chiquitos a pesar de haber sido criados en Europa.

Tan amante es de la infusión que toma hasta la última gota, haciendo el característico ruido de absorción tan familiar para todo aquel que suele tomar. Pero no solo eso, sino que -previo a la pandemia- cuando le cebaba a sus seres queridos o compañeros, al recibir el mate tomado por el otro volvía a chupar de la bombilla para asegurarse de que no quedara nada de agua.

El actor y el futbolista se conocieron en el contexto típico en el que un famoso conoce a otro famoso. La diferencia es que Vázquez no fue pensándose a sí mismo como una celebridad, sino que llegó al encuentro con la mentalidad de un fan. Según le contó a Jey Mammon, la emoción lo desbordaba pero decidió mantener silencio gran parte de la cena para no incomodar al resto de los invitados, entre los que se encontraban Guillermo Francella y Adrián Suar.

La amistad nació en cuanto el futbolista admitió haber visto Los únicos (eltrece), novela en donde protagonizó Nico Vázquez, y así comenzó a fluir la conversación. Terminada la comida, todos desfilaron para fotografiarse junto al gigante del fútbol y el ex Casi Ángeles esperó hasta lo último para pasar. Una vez sacada la foto, Lio le pidió su número de teléfono y el resto es historia.

Fuente La Unión Digital

Artículo anteriorSergio Lapegüe renunció a canal Trece
Artículo siguienteEl Comedor De Barrio La Paz Fue Distinguido Por El Programa Pio