El sábado 31 de diciembre, vísperas de la Solemnidad de Santa María, Madre de Dios, se celebró la Santa Misa de cierre del año 2021 y comienzo del 2022 en la parroquia Espíritu Santo, con sede en el barrio Los Ceibos (500 Viviendas), zona norte de la ciudad capital.
 

La ceremonia litúrgica fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč, y concelebrada por el párroco, Pbro. Santiago Granillo, y el padre Francisco Urbanč, sacerdote de la Arquidiócesis de Tucumán.

En el transcurso de la Eucarística se llevó a cabo el casamiento de siete parejas, que con inmensa alegría dijeron el «Sí, quiero» que los hizo esposos. 

Al final de la misma se firmaron las respectivas actas matrimoniales, y cada matrimonio recibió un cofre con un Rosario y la imagen del Sagrado Corazón para entronizar en los hogares, que ofrecida por miembros del Apostolado de la Oración de la parroquia. También se bendijeron las Biblias que fueron entregadas por la Comunidad de Matrimonios del Espíritu Santo.

En un clima de mucha alegría y vivencia de la fe en familia, se cerró el año pastoral 2021, agradeciendo al Señor lo que con su gracia se pudo llevar adelante en la comunidad parroquial.

Artículo anteriorCalor y prevención contra la proliferación del mosquito del dengue
Artículo siguienteGranizó en Icaño