Ucrania cifró en 75.000 los ciudadanos de Mariupol evacuados a través de corredores humanitarios y detalló que otros 100.000 civiles están a la espera de poder salir de la ciudad en forma segura.

La viceprimera ministra de Ucrania y ministra de Reintegración de Territorios Temporalmente Ocupados, Irina Vereshchuk, alertó que las personas que esperan salir de la ciudad necesitan «desesperadamente» tanto los recursos ucranianos como los del resto del mundo.

Además, refirió que otras 45.000 han sido deportadas a la fuerza por el Ejército ruso hacia Rusia y también al territorio de la República Popular de Donetsk, autoproclamada aunque reconocida por el Kremlin.

En este punto, Vereshchuk acusó a las tropas rusas de cometer delitos en territorios que Kiev define como «temporalmente ocupados», en alusión a la mencionada Donetsk y también a Lugansk.
Según los dichos de la viceprimera ministra ucraniana, allí se estarían cometiendo asesinatos, saqueos y violaciones, si bien todas estas infracciones están bajo investigación por parte de la Fiscalía, consignó la agencia de noticias Europa Press.

«Pero los más impactantes son los delitos sexuales. Los ocupantes se burlan de nuestras niñas y mujeres menores de edad. Tales hechos son evidenciados por mujeres que lograron salir de Mariupol. Todo el mundo debería saber sobre esto», remató Vereshchuk.

La ciudad, situada entre las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk y la península de Crimea, anexionada por Rusia en 2014, es uno de los principales escenarios de la ofensiva militar rusa, con apoyo de las milicias separatistas.

Los combates, que han permitido a las fuerzas rusas tomar algunas zonas de la localidad, han causado una enorme devastación.

Durante la jornada, las autoridades ucranianas indicaron que Rusia ha confirmado al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) su disposición a permitir la apertura de un corredor humanitario desde Mariupol, horas después de que Moscú se mostrara abierto a decretar un alto del fuego para permitir la salida de personas de la localidad, sitiada desde hace semanas.

Rusia ha mostrado su intención de declarar un alto del fuego en la asediada ciudad para evacuar a civiles a través de corredores humanitarios.

«Las Fuerzas Armadas de Rusia declaran, exclusivamente con fines humanitarios, un alto del fuego el 31 de marzo a partir de las 10.00 horas (hora local) de la mañana», dijo el jefe del Centro de Control de la Defensa Nacional rusa, Mijail Mizintsev.

Hasta ahora, los civiles solo podían salir de la ciudad en sus propios vehículos, un viaje de alto riesgo porque no se respetaron los acuerdos sobre las evacuaciones.

Mariupol, un puerto estratégico en el mar de Azov, se encuentra sin agua, luz ni calefacción y casi sin alimentos y medicamentos.

Miles de personas han muerto allí y el 90% de las casas de la ciudad fueron dañadas por bombardeos, según autoridades locales.

Los civiles viven atrincherados en sótanos sin comunicaciones, y hay cadáveres esparcidos por las calles que nadie entierra a causa de los ataques, reseñó la agencia de noticias AFP.

Fuente La Unión Digital

Artículo anteriorPor los incendios en Corrientes hubo pérdidas económicas por más de $82.000 millones
Artículo siguienteSe sortean hoy viernes los grupos del Mundial de Qatar 2022