El descenso de los contagios y la significativa baja en la tasa de mortalidad, indicarían que la situación sanitaria está controlada, por el momento. No obstante, la precaución de las autoridades sanitarias de la provincia se mantiene, si se mira por el dato de la vacunación porque allí se está registrando una preocupante baja en la asistencia a los nodos de vacunación. Con este panorama, la cartera sanitaria ha tomado la determinación de “suspender la actividad de las internaciones en el Hospital “Carlos G. Malbrán”. Así lo confirmó la ministra de Salud luego de indicar que en estos momentos solo hay dos pacientes, los cuales están en proceso de ser dados de alta.

La funcionaria aclaró que no se trata de un cierre del Monovalente sino de una “suspensión de la actividad” y que se llega a esta medida porque “la mayoría de los casos son leves y los podemos sostener con el Hospital “San Juan”. Esta sería la próxima etapa”. Esto comenzará a implementarse desde la semana que viene y está previsto por el ministerio que en este lapso permita las licencias pendientes de los profesionales de la salud, al tiempo que otros serán “re direccionados para los trabajos de los equipos pos covid que se van a dar en los diferentes centros de salud tanto de Capital como del interior”.

Ávila remarcó, en el diálogo que mantuvo con Radio Valle Viejo, que esto no significa “un cierre del Malbrán” sino que es solo una etapa, mientras se permanece en alerta ante cualquier derivación epidemiológica que se pueda dar. 

Vacuna y preocupación

Respecto a la vacunación, que es el otro dato preocupante, el registro de inoculación sobre la tercera dosis se encuentra en baja y eso llama a un alerta, tal y como sucede con los menores de edad. “Venimos un poco lerdos. Esperábamos que un grupo importante que había sido afectado por la infección en el pico de Enero, fuera a llegar a la vacunación en los primeros días de Abril. Los tiempos se están cumpliendo y sin embargo estamos teniendo muy poca afluencia”, dijo la ministra Ávila. 

Aportó luego que los datos hablan de 330 vacunaciones por día, lo que significa una cifra mínima si se considera que el máximo que se había tenido en la provincia era de aproximadamente 3000 inoculaciones diarias. “Seguimos evaluando los números y tratando de incentivar y recalcar a la comunidad sobre que debe completar sus esquemas de vacunación”, dijo. Sobre la baja, sentenció: “hubo un relajamiento”.

El anunciado plan de vacunación en los establecimientos escolares se va a poner en marcha desde la semana que viene, que ya se dijo es esta la forma con la que se planifica revertir el otro dato preocupante de la gran cantidad de niños sin segundas y terceras dosis.

FuenteLa Union Digital
Artículo anteriorEl obispo llamó a “trabajar con denuedo en la sinodalidad» como estilo de vida de la Iglesia
Artículo siguienteEl aborto “no es seguro, legal y gratuito” advierte madre de joven fallecida hace un año