Prender el fuego, tirar sobre la parrilla un poco de carne y sentir el aroma a asado es una experiencia inigualable para los amantes de la carne. Sin embargo, al parecer una vecina de la ciudad cordobesa de Villa María no opina lo mismo sobre este ritual tradicional argentino.

El humo ocasionado por el asado puede resultar molesto, sobre todo si quedaron ventanas abiertas de algún sector de la vivienda o hay ropa tendida al aire libre, y más aún si no es originado por uno mismo.

Este parece ser el caso de esta mujer que se hartó de su vecino porque “hacen asado todos los días”. Llegó muy contrariada a la Defensoría del Pueblo, según relató la propia titular Alicia Peressutti en el programa El Show del Lagarto, exigió dejar asentado el reclamo y una solución urgente.

 “Se quejó porque los vecinos, una familia de albañiles, hacen asado todos los días. Vino a plantear que no quiere más”, reveló la funcionaria y agregó que a la mujer “le molesta el humo y el olor”. Otro de los detalles denunciados es que la familia vecina tiene un asador portátil y lo ponen cerca del tapial y eso habría desencadenado el conflicto.

Peressutti afirmó que buscará una solución para que las partes puedan convivir en paz y no descartó proponerles que compartan un buen asado para terminar con la disputa. “Nos va a ir bien porque nuestra premisa es solucionar los problemas y ayudar a la gente”, sostuvo. “A lo mejor termino comiendo un rico asado de falda que me encanta”, cerró entre risas.

FuenteEl Doce Tv
Artículo anteriorEl Norte de Belén y Antofagasta, conectados: inauguraron oficialmente los puentes construidos con el Fideicomiso Minero
Artículo siguienteEl Papa pide que los jóvenes visiten a sus abuelos en residencias