River Plate tiene una vasta y rica historia en la Copa Libertadores al ser uno de los máximos ganadores de la competencia. Además de sus cuatro trofeos (1986, 1996, 2015 y 2018 -imponiéndose en la final ante su clásico rival, Boca Juniors-), una de las noches que más serán recordadas se produjo el 19 de mayo de 2021.

Producto de un brote de coronavirus dentro del plantel comandado por Marcelo Gallardo, el Millonario tuvo que jugarse su futuro en el certamen continental con sólo 11 jugadores de campo, ningún suplente y con Enzo Pérez, que padecía una molestia muscular, parado debajo de los tres palos.

Dentro de las 15 bajas por COVID-19 se encontraban los cuatro arqueros del plantel profesional (Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux y Franco Petroli). Además, Leo Díaz, figura ante Boca Juniors en el Superclásico por el torneo local, no había sido inscripto. Sin embargo, el mediocampista fue uno de los héroes de la jornada para lograr un épico triunfo por 2 a 1 ante Independiente Santa Fe con los goles de Fabrizio Angileri y Julián Álvarez.

A un año de esa epopeya, ¿dónde están el mítico buzo verde y los guantes que utilizó Enzo Pérez esa noche en el Monumental?

La indumentaria que lució el ex Benfica de Portugal y Valencia de España, que suele atajar en los picados de los entrenamientos, se encuentra actualmente en exhibición en el Museo River Plate (ubicado al lado del Antonio Vespucio Liberti).

El buzo, que fue furor en las ventas por Internet – incluso salió a la venta un muñeco del futbolista con todo el atuendo de arquero-), hoy se puede apreciar en la planta baja del recinto ubicado en Av. Presidente Figueroa Alcorta al 7509 junto a otras importantes camisetas, como las de Atilio Peruzzi, el capitán del River campeón de 1920 (también están sus canilleras), una camisa de Ángel Labruna, una remera del Beto Alonso y una muy particular, ya que es una camiseta que se utilizó en una sola oportunidad durante una gira por Israel.

Los guantes, que se los prestó su por entonces compañero de equipo Poroto Lux, también pasaron a la historia. Los mismos están exhibidos desde noviembre del año pasado luego de que el club le realizara un sentido reconocimiento al emblema del plantel del Muñeco.

Su guante izquierdo está enmarcado y exhibido en el primer piso del museo junto a unos utilizados por Franco Armani. “Atajo yo, Marcelo”, es la frase que se destaca junto al escudo de la institución y una fotografía del ex Estudiantes de La Plata y Godoy Cruz con algunas de sus estadísticas de esa noche ante los colombianos. Esas palabras no son al azar, son las que esbozó el número 24 para pedirle al DT ser el guardián de la portería durante esa extrema situación. También se puede apreciar su firma sobre la prenda en cuestión.

El guante derecho, por su parte, está en la casa de Enzo Pérez. El mismo también fue enmarcado y entregado al deportista durante la velada en la que fue reconocido por el club de Núñez.

“Es emocionante y no caigo. Todo lo que hemos pasado durante estos 90 minutos… Agradezco a mis compañeros y a todos aquellos que me dieron un consejo. Quiero felicitar el compromiso y las ganas que pusieron mis compañeros. Es un triunfo histórico, que va a quedar en el mundo del fútbol. Y quiero agradecerle a toda la gente por los mensajes de cariño, afecto, de respeto y apoyo que he tenido en estas horas”, comentó en su momento el subcampeón del mundo con la selección argentina.

Desde su desembarco en River Plate en junio de 2017, Enzo logró ocho títulos: dos Copa Argentina, dos Supercopas locales, una Liga Profesional, un Trofeo de Campeones, una Copa Libertadores y una Recopa Sudamericana. En total disputó 171 partidos, en los que marcó seis goles y brindó cinco asistencias. “Todos saben el amor que tengo por este club. Yo sólo vine por una cosa, que es ponerme la camiseta de River. Obvio que han pasado muchísimas cosas, se han logrado cosas muy importantes en la institución. No quiero ser ni ídolo, ni referente, todo lo que se ha dado es a través del tiempo. Y uno se lo puede ganar o no, pero realmente no busco eso. Vengo a disfrutar, a ponerme la camiseta de River, algo que hoy en día sigo disfrutando y sintiendo de la misma manera”, añadió.

Fue tal el furor que despertó el buzo verde utilizado por Enzo Pérez que durante una subasta realizada por la Fundación River Plate, una persona llegó a pagar 7 millones de pesos por esa prenda autografiada (no fue la utilizada en el partido) y unos guantes negros.

Fuente Infobae

Artículo anteriorEl Papa Francisco recibió a Jorge Capitanich en el Vaticano
Artículo siguienteDiego Torres Dio Positivo de covid