La intendenta Roxana Paulón anunció una serie de medidas para la readecuación de la labor en el Complejo Termal de Fiambalá.

Para una mejor organización del personal, se respetarán los tres turnos laborales tal la organización actual, pero habrá turnos de tres días por seis de descanso. El recambio del personal se hará por la mañana. Trabajarán 12 días al mes, con descanso de 18 días.

Las medidas forman parte del inicio de una serie de intervenciones en el marco de la jerarquización del Complejo Termal que se comenzará a remodelar en algunas semanas, aunque sin cerrar el espacio, que seguirá abierto para poder disfrutar de sus aguas termales.

Por ese motivo se dictarán una serie de capacitaciones al personal de Termas, se proveerá de nueva indumentaria, cartelería informativa de apoyo, y se designará una persona que recibirá al turista en el ingreso al Complejo.

«Sabemos que trabajar en lugares como Termas que requieren de un esfuerzo extra de las y los trabajadores por la distancia y los días que permanecen lejos de su hogar merece un régimen especial para que todas y todos trabajen a gusto y seguros», destacó Roxana.

La intendenta también señaló que en poco tiempo estará funcionando un nuevo sistema de turnos on line.

FuenteEquipo de Prensa y Difusión de la Municipalidad de Fiambalá
Artículo anteriorPrograma Nacional “Miranos” llegó a Tinogasta
Artículo siguienteEl Papa Francisco saluda a los argentinos en el Día de la Patria 2022