En el marco de su estadía en Catamarca, durante la tarde del pasado martes 31 de mayo, el embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley, visitó la Catedral Basílica y Santuario del Santísimo Sacramento y de Nuestra Señora del Valle, acompañado por el gobernador Raúl Jalil.

En la ocasión, fue recibido por el padre Gustavo Flores, rector del Santuario mariano, y el padre Gustavo Molas, miembro del Equipo de Historia de la diócesis. Este último explicó detalles de la arquitectura del recinto sagrado y se refirió a la rica historia y la devoción a la Patrona de Catamarca y del Noroeste Argentino.

Durante el recorrido pasó por el altar dedicado al Beato Mamerto Esquiú, ubicado en la nave lateral norte, donde se interiorizó acerca de la vida y obra de este hijo preclaro de la Iglesia y de Catamarca.

En el Camarín tomó gracia de la imagen cuatro veces centenaria colocada en la urna que la resguarda durante la mayor parte del año.

También visitó el Museo de la Virgen del Valle, espacio que contiene valiosos objetos de devoción mariana.

El diplomático se mostró muy interesado en conocer la riqueza espiritual y cultural que se genera en torno a la Virgen María en la dulce advocación del Valle, y agradeció el recibimiento dispensando.

Por su parte, los representantes eclesiásticos le obsequiaron una imagen de la Madre del Valle tal como fue encontrada hace más 400 años en la Gruta de Choya, como también una colección de la revista Stella y el libro “Una historia de amor y fidelidad”, última producción sobre la historia de la Virgen del Valle, además de productos regionales.

FuenteOficina de Prensa del Obispado de Catamarca
Artículo anteriorLa Fiesta del Poncho reunirá a 700 artesanos y productores de todo el país
Artículo siguienteLa imagen de la Virgen del Valle luce nuevo manto