Tras el rezo del Regina Coeli del domingo pasado, el Papa Francisco destacó que “Pentecostés se hizo realidad el sueño de Dios sobre la humanidad”. 

“Cincuenta días después de la Pascua, pueblos que hablaban lenguas diferentes se encontraron y se entendieron”, explicó.

A continuación, el Papa recordó la guerra en Ucrania y lamentó que “cien días después del comienzo de la agresión armada contra Ucrania, la pesadilla de la guerra, que es la negación del sueño de Dios, ha descendido de nuevo sobre la humanidad”.

“Pueblos que se enfrentan, pueblos que se matan, personas que, en lugar de acercarse, son expulsadas de sus hogares”, dijo el Papa Francisco.

“Y mientras la furia de la destrucción y la muerte se desata y el conflicto se recrudece, alimentando una escalada cada vez más peligrosa para todos, renuevo mi llamamiento a los líderes de las naciones: ¡Por favor, no lleven a la humanidad a la ruina!”, exclamó el Pontífice ante los presentes en la Plaza de San Pedro. 

A continuación, el Santo Padre pidió “que se lleven a cabo verdaderas negociaciones, tratativas concretas para un alto el fuego y para una solución duradera”. 

Que se escuche el grito desesperado de la gente que sufre -lo vemos todos los días en los medios de comunicación-, que se respete la vida humana y se detenga la macabra destrucción de ciudades y pueblos en el este de Ucrania. Por favor, sigamos rezando y luchando por la paz, sin cansarnos”, pidió el Papa Francisco.

FuenteACI Prensa
Artículo anteriorTinogasta, Más de 30 adolescentes recibieron la Confirmación
Artículo siguienteAsumieron el Consejero Regional del NOA y el nuevo Jefe del 11° Distrito Catamarca de Vialidad Nacional