El domingo 5 de junio, día de la fiesta de Pentecostés, más de 30 adolescentes recibieron el sacramento de la Confirmación en la parroquia San Juan Bautista, con sede en la ciudad de Tinogasta.

La Santa Misa fue presidida por el obispo diocesano Mons. Luis Urbanč y concelebrada por el párroco, padre Humberto Carrizo, en el templo parroquial.

En su homilía, el obispo afirmó que “el Espíritu Santo es el que obra en cada uno de los sacramentos; nos hace hijos de Dios en el Bautismo, nos fortalece en la vida cristiana en la Confirmación, es invocado por el sacerdote para que convierta el pan en el cuerpo de Cristo y el vino en su sangre; es invocado cuando el sacerdote dice: ´Yo te absuelvo de tus pecados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo’, y cuando es ordenado un sacerdote; en el matrimonio, en la Unción de los Enfermos, en todos los sacramentos siempre se invoca al Espíritu Santo, quien produce esa gracia en nosotros”.

Dirigiéndose a los confirmandos expresó: “Ustedes tienen la dicha de que en el mismísimo día en que litúrgicamente celebramos la efusión del Espíritu Santo, reciben el sacramento de la Confirmación, para ser en el mundo testigos valientes de Jesús”.

En otro tramo reflexionó que “cuando dejamos que obre el Espíritu Santo tenemos que ser testigos de la Verdad, que es Jesucristo; tenemos que amar a los demás y saber perdonar siempre, que es la máxima expresión del amor”.

Finalmente pidió al patrono San Juan Bautista “que nos ayude en este día en que recibimos al Espíritu Santo, para que conociendo cada día más a Dios demos testimonio de Jesucristo en el mundo”.

FuenteOficina de Prensa del Obispado de Catamarca
Artículo anteriorFalleció el senador Maximiliano Brumec
Artículo siguientePetición del Papa Francisco tras 100 días de guerra en Ucrania: “No lleven la humanidad a la ruina”