La misa con ocasión del Corpus Christi y su tradicional procesión fue cancelada ante la imposibilidad del papa Francisco de celebrarla por el persistente dolor de rodilla, que le impide andar y estar mucho tiempo de pie, informó el Vaticano.

”Debido a las limitaciones impuestas al papa por la gonalgia y a las necesidades litúrgicas específicas de la celebración, no se celebrará la Santa Misa y la procesión con la bendición Eucarística de la fiesta del Corpus Christi”, comunicó el Vaticano en una nota.

En las pasadas celebraciones, como la misa por la festividad de Pentescostés el pasado 5 de junio, o la canonización de varios beatos, el papa Francisco estuvo presente en primera fila sentado en una silla de ruedas y leyó la homilía preparada para la ocasión, mientras que la misa fue oficiada por el cardenal Giovanni Battista Re, decano del colegio cardenalicio.

En esta ocasión, se ha decidido por cancelar definitivamente esta misa que Francisco antes de la pandemia solía celebrar en alguna parroquia de la periferia romana.

Los problemas en la rodilla derecha también hicieron aplazar, a una fecha aún sin definir, el viaje a la República Democrática del Congo y Sudán del Sur previsto para principios de julio por consejo de los médicos, debido a sus dolores en la rodilla, informó hoy el Vaticano.

Los médicos aconsejaron al papa no hacer esfuerzos para no comprometer los resultados de las terapias en la rodilla que comenzaron hace algunas semanas y sobre todo basados en infiltraciones y descanso.

El portavoz vaticano, Matteo Bruni, destacó que el viaje se ha “aplazado y no anulado”, afirmó que se están viendo mejorías en la evolución de los dolores de rodilla y que “siente menos dolor”, pero que “los médicos han explicado que un esfuerzo excesivo podría hacer que volviese a la situación anterior y no recuperar las ventajas logradas hasta ahora”.

Hace algunos días, durante la reunión con los obispos italianos, Francisco les confesó que no quería operarse y que continuará con las infiltraciones para curar su dolencia, según reveló el diario “Il Messagero”.

La celebración

En el Vaticano, el Corpus Christi se celebra el jueves después de la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Mientras que en varias diócesis del mundo se traslada al domingo posterior a la Santísima Trinidad por una cuestión pastoral.

Con motivo de esta fiesta, el Papa Francisco suele celebrar la Misa del Corpus Christi en el atrio de la Basílica de San Juan de Letrán, con la tradicional procesión en la calle Merulana de Roma hasta llegar al atrio de la Basílica de Santa María La Mayor para impartir la bendición eucarística.

Sin embargo, esto no ocurre hace 5 años debido a la restricciones debido a la pandemia y a que en 2019 el Santo Padre celebró el Corpus Christi en la iglesia de Santa María Consoladora y luego presidió la procesión del Santísimo Sacramento por las calles aledañas.

Además, en 2018 se trasladó al barrio de Ostia, donde celebró la Misa, procesión y bendición eucarística.

Fuente La Unión Digital

Artículo anteriorUn avión venezolano con iraníes fue retenido en Ezeiza
Artículo siguienteLa Antártida se derrite a una velocidad no observada en los últimos 5.000 años