Varias docenas de misiles rusos golpearon este domingo distintos puntos de Ucrania, inclusive en la capital Kiev, que sufrió el mayor bombardeo de los últimos meses.

En esa ciudad, un bloque de departamentos fue destruido, por lo que murieron al menos una persona y otras seis resultaron heridas, entre ellas una niña de seis años.

Según fuentes ucranianas, los barrios de Kiev fueron impactados por 14 misiles, aunque estas armas golpearon distintas partes de la geografía del país.

Por ejemplo, se produjo otra víctima fatal por ese tipo de ataques en la ciudad central de Cherkasy, donde murió una persona, y en la región nororiental de Járkov, indicó el sitio de BBC.

En Kiev, desde primera hora de la mañana, se escucharon explosiones en el distrito de Shevchenkivskyi de la capital ucraniana Kieb.

«Los equipos de ambulancia y los rescatistas fueron enviados al lugar de los hechos. Más información detallada – más tarde», dijo el alcalde local, Vitali Klitschko, en su canal de Telegram.

«Los residentes están siendo rescatados y evacuados de dos edificios», detalló el ex campeón mundial de boxeo.

El distrito histórico de Shevchenkivskyi es uno de los más céntricos de Kiev, y alberga un grupo de universidades, restaurantes y galerías de arte.

En las últimas horas, las autoridades ucranianas han informado que las tropas rusas han «disparado masivamente» contra Járkov en la noche del sábado al domingo, según ha recogido la agencia de noticias Ukrinform.

Los habitantes de la segunda mayor ciudad de Ucrania comunicaron varias explosiones alrededor de las 23:00 horas, así como una nueva serie de explosiones a partir de la media noche.

Los ataques se produjeron cuando los líderes del grupo G7 de las naciones más ricas del mundo comenzaron una cumbre de tres días en Baviera, en el sur de Alemania, con la guerra en Ucrania como prioridad en la agenda y la expectativa es que que prometan más apoyo militar a Kyiv e impongan más sanciones a Moscú.

“Tenemos que permanecer juntos”, dijo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, al canciller de Alemania, Olaf Scholz, justo antes de la cumbre en Schloss Elmau.

Tras el fuerte bombardeo sobre Ucrania, el ministro de Asuntos Exteriores de ese país, Dmytro Kuleba, demandó a los líderes del G7 a dictar sanciones más duras contra Rusia para derrotar «al imperialismo» ruso.

«Varios niños ucranianos dormían pacíficamente en Kiev hasta que cayó sobre su hogar un misil de crucero ruso», afirmó el ministro a través de su cuenta en twitter, en alusión al ataque contra un edificio de nueve plantas de la capital ucraniana registrado este domingo.

Kuleba consideró que el G7 debe «responder con más sanciones contra Rusia y dar más armamento pesado a Ucrania».

El escenario bélico para Ucrania se mostraba complejo luego que las tropas rusas, junto con separatistas de la autoproclamada República del Donetsk, conquistara la ciudad de Severodonetsk.

En esa zona del este ucraniano las tropas locales resistían en la vecina localidad de Lisichansk, la cual de caer permitiría a Moscú controlar la provincia de Lugansk, que junto con la de Donetsk, componen las región del Donbás, una amplia franja del este ucraniano.

Fuente El Ancasti Digital

Artículo anteriorHistórica visita de Claudio «Chiqui» Tapia, titular de AFA
Artículo siguienteAliendro se hace la revisión médica y Luis Suárez parece estar cerca