El condado de Pasco, ubicado en el estado de Florida, se vio obligado a declarar la cuarentena por una invasión de caracoles africanos gigantes. El Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor (FDACS) confirmó en su sitio web la presencia en el área de New Port Richey el pasado 23 de junio.

Asimismo, las autoridades del FDACS aseguraron que el molusco terrestre puede crecer hasta el tamaño de un puño y sugirieron a las personas no tocarlos por las enfermedades que pueden contraer. En el caso de hacerlo, deben usar guantes para su manipulación.

Además, describieron a la especie como “uno de los subtipos de moluscos más dañinos” en todo el mundo, debido a su capacidad de afectar irremediablemente los cultivos, la vegetación y la infraestructura.

“Estos ejemplares tienen una amplia capacidad para reproducirse, con más de mil huevos a la vez desde que tienen cuatro meses. Poseen una amplia capacidad para aferrarse a los autos, lo que los beneficia para transportarse de un lado a otro y expandirse por varias zonas”, indicaron desde el departamento.

En este sentido, lo funcionarios estatales se vieron obligados a promulgar una orden de cuarentena ante la reaparición de esta especie, que se había extinguido hace solo un año, luego de una década de lucha contra la plaga.

Cómo se originó la invasión

Las autoridades del condado de Pasco, que tiene 400 mil habitantes, consideraron que la población de caracoles se originó con el comercio ilegal de mascotas.

Cabe destacar que están completamente prohibidos como animales en Estados Unidos, pero algunos propietarios de mascotas exóticas siguen teniendo estas plagas invasoras.

Si los dueños los abandonan en la naturaleza o los pierden accidentalmente, pueden reproducirse muy rápido, alimentándose de más de 500 especies de plantas e incluso consumiendo la pintura de las casas como fuente de calcio.

Además, son un peligro, ya que son portadores de un parásito llamado gusano pulmonar de rata, que causa meningitis, una enfermedad inflamatoria del tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal, según indicó el portal CNN.

Cuándo comenzó la cuarentena

La cuarentena arrancó el 25 de junio e impide a los residentes que puedan mover el caracol o artefactos relacionados, como plantas y tierra. Todo esto dentro o fuera del área designada para que no se extienda la plaga.

De igual manera, las autoridades aconsejaron a los residentes que crean haber visto a esta especie que llamen a la línea de atención del FDACS y eviten tocarlo sin guantes debido al riesgo de meningitis.

El Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor tiene previsto dedicar tres años para erradicar a esta plaga en el condado de Pasco, utilizando el pesticida metaldehído para tratar el suelo.

El estado de Florida comenzó a tratar el área de cuarentena con un cebo para caracoles que contiene este plaguicida, que fue aprobado para su uso en cultivos de hortalizas, árboles frutales y otras plantas, ya que interrumpe su sistema digestivo y los mata.

No es la primera vez que pasa en Florida

En 2011, se descubrió una población de estas plagas de caracoles gigantes en el condado de Miami-Dade y recién el año pasado lograron ser erradicados por completo tras una década de lucha.

Mientras que los de este último condado mencionado tenían la carne de color gris, lo de Pasco tienen la tienen blanca, de acuerdo a lo que explicaron las autoridades locales.

Fuente La Unión Digital

Artículo anteriorLa OMS investiga nueva subvariante de Ómicron: centaurus
Artículo siguienteYa son 700 las hectáreas afectadas por el incendio en Belén